julio 2, 2022

Asi es Cúcuta

Noticias diarias en la web – Radio y Prensa

La vendimia- Colombia Humana

“Cada día tiene su propio afán” y cada tiempo trae su propia angustia, pero también a veces trae también su recompensa. Cuando el camino vital nos permite un espacio breve y grato, un alto en el sendero, quizás se aproxime el tiempo de la vendimia. Tiempo para recoger los frutos, y si la vid está plena y con grano morado, maduro y superior, es maravilloso.

Es evidente: “Quien siembra vientos recogerá tempestades”; y quien siembra dudas recogerá pesares y amarguras; pero quien siembra esperanzas, con fe y con confianza en el Señor del Universo, cosechará bienestares y parabienes multiplicados.

Así canta el salmista: “…! Señor haz que cambie de nuevo nuestra suerte como cambia el desierto con las lluvias! ¡Los que siembran con lágrimas cosecharán con gritos de alegría! Aunque lloren mientras llevan el saco de semilla, volverán cantando de alegría con racimos de uvas en la cesta”-Salmo 126.

Se trata de tener fe, siempre vendrá una nueva oportunidad, no importa la edad, ni el credo, menos la raza o la condición social, la cosecha se hace esperar, pero llega a su tiempo. Es entonces  tiempo de vendimia. Vamos todos plenos de ilusión a recoger los frutos. El lagar espera: ¿Y si sembramos vientos? Grave asunto. Transformemos entonces la tempestad en una leve lluvia, necesaria también para energizar la tierra y la vid, para una próxima cosecha. ¿Y si sembramos dudas? Abonemos entonces un nuevo cultivo con certezas. ¿Y si sembramos verdades y esperanzas? Bienvenidas las realizaciones de bienaventuranzas. También vendrán bendiciones.

Así bendecirá Yahveh a los hombres justos: “…Bendito serás en la ciudad y bendito en el campo. Bendito será el fruto de tus entrañas, el producto de tu suelo, el fruto de tu ganado, el parto de tus vacas y la cría de tus ovejas. Bendita será tu cesta y tu artesa. Bendito serás cuando entres y cuando salgas. A los enemigos que se levanten contra ti, Yahveh los pondrá en derrota; salidos por un camino a tu encuentro, por siete caminos huirán de ti. Yahveh mandará a la bendición que esté contigo, en tus graneros y en tus empresas, y te bendecirá en la tierra que Yahveh, tu Dios te ha dado…”

 Reitero mi artículo, escrito en 2014, con una nota de posdata política.

PD: La inequidad y falta de oportunidades para la población vulnerable de Colombia, hace rato toco fondo. En los últimos 24 años, el país ha sido gobernado por sistemas de corte neoliberal y ultraderechista, con orientación centralista, presidencialista, excluyente, confesional y con un perverso maridaje del poder político y el poder económico, con marcado favoritismo hacia concentraciones de riqueza: multinacionales, banca tradicional, grupos y clanes de contratación y terratenientes usurpadores de tierra campesina. Su resultado es muy claro: un establecimiento permeado por el narcotráfico, los falsos positivos y corrupto hasta los tuétanos.

Es a todas luces manifiesta, la imperiosa necesidad de un cambio radical y sustentable, que el pueblo reclama y la gente buena de Colombia anhela. Un cambio hacia una paz sustentable, fundamentada en los 17 objetivos del Desarrollo Humano Sostenible-ODS.17-, estructurados para bien de la humanidad en la Cumbre Ambiental Mundial de Nueva York-2015. Un cambio, por la vía pacífica y democrática, tal como lo predica La Colombia Humana, de los líderes Gustavo Petro y Francia Márquez. Unidos en ese propósito con dirigentes honestos de la talla y valía de Carlos Romero, Alejandro Gaviria, Antanas Mockus, Daniel Quintero y Sonia Ortiz Nova.

Ya el pueblo colombiano sembró la vid de la esperanza. Ahora es el Tiempo de La Vendimia. El Tiempo de la Colombia Humana. Que Dios ilumine al constituyente primario…Enhorabuena.

 

 

 

Abrir chat
1
Hola. Gracias por tu visita. ¿En qué te podemos ayudar?