agosto 11, 2022

Asi es Cúcuta

Noticias diarias en la web – Radio y Prensa

Celeridad para el fenómeno migratorio, pedido del Departamento a la Nación

Norte de Santander solicita al Gobierno Nacional mayor celeridad en el trámite de la crisis migratoria, en el contexto de la emergencia sanitaria del covid-19.

En enero del 2021 se estima que 25 mil migrantes venezolanos cruzaron Norte de Santander, así lo identificaron cooperantes y operadores de refugios que brindan asistencia humanitaria en la vía que conduce de Cúcuta a Pamplona.

El escenario implica unas demandas, no solamente de seguridad, sino de atención en materia de servicios en todos los municipios por los que transita la población venezolana, significando un reto que solo podrá ser atendido eficazmente con el apoyo de la nación.

El secretario de Fronteras y Cooperación Internacional, Víctor Bautista, señaló que la semana pasada la Gobernación de Norte de Santander, en conjunto con el Ejército y la Policía, revisaron las circunstancias por las cuales la población venezolana está ingresando por sitios irregulares. “Esas 25 mil personas, que con la frontera cerrada, y a pesar de todos los esfuerzos de Policía y el Ejército, continúan ingresando bajo condiciones más críticas humanitarias, empiezan a presionar fuertemente la frontera”, indicó.

Por eso el gobierno departamental, acompañando las solicitudes de los alcaldes de Villa del Rosario, Cúcuta, Los Patios y Pamplona, le ha solicitado (al gobierno nacional) que el trámite de esa crisis humanitaria sea más rápida. “Se requieren controles sanitarios de covid-19 en toda la ruta; que las condiciones de los menores y las familias que están entrando tengan un componente humanitario y que haya un con control de seguridad en todos los municipios”, explicó el secretario de Fronteras y Cooperación Internacional.

Esta declaración fue entregada al concluir un consejo comunitario de seguridad que se realizó en Pamplona y que tuvo como propósito revisar la situación en temas sociales, de salud, seguridad y protección de los derechos humanos de los migrantes venezolanos en la ruta hacia el interior del país y la contextualización de los beneficios que tendrá la implementación de un centro de atención sanitario y transitorio para atención de migrantes.

El consejo, liderado por la Gobernación de Norte de Santander y el gerente de Fronteras de la Presidencia de la República, Lucas Gómez, contó además con la participación del Comando Departamental de la Policía, el Ejército, la Alcaldía de Pamplona, la Personería de Pamplona, y con algunos líderes comunitarios del municipio que respondieron a la invitación.

El gerente de la Frontera, Lucas Gómez, dijo al concluir que “hemos explicado en este consejo comunitario cuáles son las implicaciones de la propuesta que tenemos de hacer un centro de atención transitorio y sanitario en  Pamplona”.

Gómez aclaró que se definió una hoja de ruta para continuar con la socialización del proyecto. “Aquí lo que queremos es brindar elementos a los pamploneses y, sobretodo, a las personas que viven alrededor del punto ‘Los Animes’. Estamos convencidos que esto va a mejorar la calidad de vida tanto de las personas que viven en este sector como de los migrantes que están llegando muy vulnerables a Pamplona”.

Tras el consejo comunitario se podrán fortalecer los componentes de seguridad, control migratorio, mayor protección de covid-19 y acción humanitaria, lo que conlleva a la coordinación con otras regiones que van a recibir posteriormente a la población migrante.

El compromiso más importante es que la comunidad organice una veeduría para hacerle seguimiento al proyecto de instalación del centro de atención sanitario y transitorio para atención de migrantes. Con la veeduría se realizará la socialización de los componentes técnicos.

Esta situación está creciendo, se hace cada día más crítica y requerirá mayor coordinación entre la Gobernación, los municipios y el Gobierno Nacional, y esperamos que rápidamente el control desde los puntos limítrofes hasta el centro del país tenga mayor control”, así lo indicó Bautista.

El Grupo Interagencial de Flujos Mixtos Migratorios (GIFFM) y sus socios han dispuesto en la ruta Cúcuta – Bogotá un plan de respuesta para caminantes que contiene 17 puntos de atención fijos y seis patrullas móviles distribuidos entre Norte de Santander y Santander. En la ruta encuentran alimentación, paquetes energéticos, servicios básicos de salud, baño, asesoría legal y protección de mujeres y menores, entre otros.

Abrir chat
1
Hola. Gracias por tu visita. ¿En qué te podemos ayudar?