enero 17, 2021

Asi es Cúcuta

Noticias diarias en la web – Radio y Prensa

Diego Armando Maradona

Por: Rafael Humberto Guerrero Jaimes, columnista invitado

“…Yo me equivoqué y pagué, pero la pelota no se mancha…”-Diego Armando Maradona

El fútbol está de luto y la magia de los zurdos de oro, perdió a su mejor elemento. Con el balón en sus pies, como un imán, fabricaba sueños, realismos fantásticos, danza celestial y magia blanca. El Pelusa, considerado por muchos como el mejor jugador de la historia, junto al Rey Pele, voló rumbo al cielo de las estrellas. Tal vez en un parnaso escondido de la constelación de Andrómeda, se encuentre haciendo magia sideral.

Muy joven aun, con sesenta años se fue éste gran futbolista y señor argentino. Con todos sus defectos como ser humano, siempre nos regaló una sonrisa y marcó un camino deportivo a las nuevas generaciones. Magia y más magia, marcó de lejos la diferencia en ese club exclusivo de “Los Zurdos de Oro” y entre los números 10 zurdos del mundo futbolero. De lejos, marcó Diego Armando las diferencia en ese selecto grupo de: Lionel Messi, Rivaldo,  Roberto Rivelino, Mario Alberto Kempes, Roberto Carlos, Hugo Sánchez, James Rodríguez, juan Román Riquelme y Juan Fernando Quintero; Agustín Ockocha y Mohamed Salah; Paco Gento, Ferenc Puskas, Zinedin Zidán, Hristo Stoickov, Bobby Charlton, George Best, Antoine Greizman y otros que se me escapan. Entre ellos fue el mejor el idoló argentino, que hoy el mundo despide con un tributo de cariño y respeto.

Tal vez, por su “modestia maradoniana” no era querido por todos, como igual sucede hoy con Lionel Messi, pero por su mega-talento era considerado sin duda entre los dos mejores del planeta futbolero. Recuerdo ahora, como después de un gran triunfo de la Selección Colombia, contra la albiceleste, como ese impactante silencio en el estadio Monumental, Diego Armando Maradona, rompió la tristeza argentina, saco un pañuelo blanco y con un fuerte aplauso en honor al futbol, imitado por todos los espectadores, despidió a la tricolor colombiana. Todo un Caballero. Todo un señor.

Ayer escuche a su par, el cabezón Oscar Alfredo Ruggeri, como refería una anécdota del Pelusa en una visita de la selección argentina al Vaticano: “…Mirá che, no fue Maradona el que beso la mano del Papa, fue Juan Pablo II quien besó la mano del pelusa…para, para…” Y como no recordar la famosa “Mano de Dios” a la selección de Inglaterra, luego reivindicada, cuando literalmente pegó la pelota a sus pies y driblo a medio equipo inglés para anotar un verdadero golazo.

Ahora, lo critican gratis en la red, por su amistad con algunas personas de izquierda latinoamericana. Tolerancia, pluralismo y respeto, por favor, “…Que atropello, que falta de respeto a la razón”. A Diego Armando Maradona, le recordaremos siempre, por su clase deportiva, por su zurda de oro, por su magia con el balón, por marcar un par de pasos más de diferencia entre los mejores futbolistas del mundo. Lo recordaremos por destacar  como persona y deportista en una Argentina y en una Latinoamérica, tal faltas de valores humanos, por llenar un vacío de calidad humana y deportiva, puesto hace rato en plena evidencia por todo el colectivo social. Vuela alto Pelusa. Muy alto…

 

Otras noticias importantes

Abrir chat
1
Hola. Gracias por tu visita. ¿En qué te podemos ayudar?