noviembre 27, 2020

Asi es Cúcuta

Noticias diarias en la web – Radio y Prensa

El túnel de la línea

Germán Guzmán Arias, columnista invitado

La construcción de esta megaobra se inició en el año 2005 con el túnel piloto en el cual se llevaron 4 años y 11 años más para construir el túnel principal y las obras conexas; fueron 15 años los que tuvimos que esperar los habitantes del Tolima, Eje Cafetero y Suroccidente Colombiano para la inauguración de la tan anhelada obra y poder ver por fin la luz al final del túnel.  

Esta primera etapa de la obra consta de tres túneles cortos que sumados miden 1,8 Km, T1/ oso de anteojos, T2/ los colibríes, T3/ los barranqueros y el túnel principal o túnel de la línea con una longitud de 8,65 km, conformado por dos carriles de 3,70 Mts, una berma de 2,40 Mts y dos andenes de 1,20 Mts, más 5 viaductos, 2 intercambiadores y 1.4 Km de doble calzada, todas estas obras se integran en un solo sentido de la vía; con lo que los viajeros se estarían ahorrando hora y media en el trayecto Quindío – Tolima y media hora aproximadamente en el sentido contrario, aunque el mayor beneficio está en que no volveremos a tener los eternos trancones y la reducción de la accidentalidad sería de hasta un 90%.

El tiempo que duró la construcción se hizo tan eterno que alcanzaron a pasar varios Gobiernos, 1 de Uribe, 2 de Santos y 2 años del Gobierno de Duque, por lo que esta obra se prestó para muchas hipótesis y conjeturas; de las cuales en esta columna destacaremos las siguientes: la primera conjetura es que con el tiempo gastado de 15 años y con los recursos invertidos, que según el Contralor General de la República tuvo un incremento de 464,000 Millones a 3 Billones de pesos, se hubiera podido hacer un túnel en dos sentidos y no en uno como finalmente quedó la obra. La segunda es que en cualquier país medianamente desarrollado para construir una obra de estas características, se hubiera requerido de cinco años como máximo. La tercera  es que a raíz de tantas interrupciones en la construcción, muchos ciudadanos con espíritu de guaqueros se han atrevido a lanzar conjeturas acerca de que los gobiernos y la  empresa Carlos Collins que participaron en la perforación de los túneles, se enguacarón y le sacaron el máximo provecho a la  extracción de oro y esmeraldas y sin que los colombianos nos diéramos siquiera por enterados. La cuarta es que las interrupciones se debieron a la hipótesis de que la construcción del túnel no era viable dadas las adversidades por las fallas encontradas, especialmente la falla la soledad de 590 mts de longitud situada en la mitad del túnel y por encontrarse en la zona de influencia del Cerro el Machín, y la última  es que si Gabo hubiera estado vivo durante la construcción de esta obra, habría tenido el tiempo, las anécdotas y las  historias tan fascinantes que hubiera podido escribir otra de sus obras maestras, el libro El túnel; aunque me pude enterar que un escritor que es todo un Guerrero nos va a sorprender con su libro sobre las maravillas del túnel de la línea, titulado Túnel Penélope.

De igual manera  es muy satisfactorio saber que ya el cuatro de septiembre Colombia se prepara para la inauguración de esta importante megaobra que se convierte en la punta de lanza para el desarrollo agroindustrial, turístico y económico del país.

También tenemos que reconocer que por la relevancia del proyecto la historia de Colombia se parte en dos, por los beneficios para la movilidad, por ser la obra vial más importante de Colombia en las últimas décadas, dado que se mejora la conexión entre el  Centro y el Suroccidente del País, porque además afianza el desarrollo del turismo y la economía de la región y por salvaguardar la vida de los transportadores y de los viajeros, ya que son muchas la vidas que se han apagado por los infortunados accidentes ocurridos en sector de la línea. 

Para concluir es  importante destacar que los colombianos debemos rendir  un sentido homenaje a las familias de los valerosos obreros que entregaron su vida en la construcción del túnel y asimismo homenajear a  los cientos de obreros y profesionales que con dedicación, desempeño y profesionalismo aportaron un granito de arena para hacer posible esta construcción. 

Y finalmente tenemos que decir que aunque con tropiezos, sí se pudo, si hay túnel y si hay esperanza de progreso para esta región.

 

Abrir chat
1
Hola. Gracias por tu visita. ¿En qué te podemos ayudar?