noviembre 27, 2020

Asi es Cúcuta

Noticias diarias en la web – Radio y Prensa

El rostro iracundo de Jano

Rafael Humberto Guerrero Jaimes, columnista invitado

Jano un dios romano, como símbolo de los portales y los finales significa la dualidad dinámica. “—Pareciera que la naturaleza tuviera dos caras, como el antiguo dios romano Jano: una sonriente, a la que hay que proteger, y la cara amenazante, contra la que hay que protegerse…pero las dos son caras del mismo ente, y los ritos realizados ante cualquiera de los rostros, tendrá repercusiones sobre el otro…”- Michel Hermelín

Uno de los libros ambientales más vendidos The Limits to Growth, corresponde a un informe ambiental del Planeta Azul, realizado por el MIT de Massachusetts, por encargo del Club de Roma, basado en la Dinámica de Sistemas de Jay Wright Forrester. Fue elaborado como informe integral de la crisis mundial en 1972 por la científica ambiental Donella Meadows, con colaboración de diecisiete expertos mundiales multitematicos. La conclusión del informe Los Limites del Crecimiento fue: “Si el actual incremento de la población mundial, la industrialización, la contaminación, la producción de alimentos y la explotación de recursos naturales se mantiene sin variación, alcanzará los límites de crecimiento absoluto de la tierra, durante los próximos cien años…En un planeta limitado, las dinámicas de crecimiento exponencial no son sostenibles…”

Quiere esto decir, que la Tierra, el Planeta Azul, llegó a su capacidad límite de almacenamiento de contaminación, depredación biosferica, agotamiento de recursos y energías no renovables, crecimientos del demostato humano, con recalentamiento global, cambio climático y todas las afectaciones derivadas del Rostro Iracundo de Jano: alteración de los ciclos del agua y del equilibrio armónicpo de los sistemas, con sus consecuencias a todas luces manifiestas, en mega incendios, tsunamis, terremotos, huracanes, inundaciones, hambrunas por escaces de alimentos y desde luego pandemias.

¿Llegamos ya al punto de no retorno?

Quiera Dios, que sea solo una alarma naranja, un penúltimo campanazo de alerta.

A veces nos quedamos en los detalles y no vemos el escenario presente integral, es como “Si en nuestra tendencia general de desmenuzar las cosas a pedazos, vemos los árboles, pero no observamos el bosque”. Grave, muy grave asunto. La verdad en 2020, están sucediendo extraños e impactantes fenómenos con inmensas afectaciones para el Planeta Azul: evidente cambio de la magneto esfera terrestre; mega incendios por doquier, como el de Australia; potencialización en la activación de volcanes; pandemias como el Covid 19 y agreguemos la depredación antrópica, las guerras incrementadas, la pobreza y el hambre y la insensibilidad de las fuerzas vivas de la humanidad. Sin querer ser apocalíptico, el escenario presente refleja el amenazante rostro de Jano.

Referido a la pandemia, son interesantes un par de teorías que vienen haciendo carrera: Una primera, expuesta por Jeremy Rifkin, sociólogo norteamericano: “La historia se está acelerando y deriva del cambio climático y el hombre la origina al alterar el ciclo del agua y de los ecosistemas que mantienen el equilibrio del planeta. Esos factores de cambio climático y sus afectaciones provocan movimientos en la población humana y de otras especies y la vida del hombre y de los animales se acercan más cada día, como consecuencia de la emergencia climática y sus virus viajan juntos”

¿Sera verdad? Es posible, recordemos las gripes porcina, aviar y ahora la teoría de los murciélagos como origen del coronavirus.

Una segunda teoría se refiere a la contaminación electromagnética, por la propia tecnología informática de punta. Esta contaminación, así orienta la conjetura, genera cambio de ph en el organismo humano y toxicidad en las propias células humanas, que expulsan partículas toxicas, denominada exosomas, como precursoras del virus coronavirus. Si esto es cierto, entonces “Apaguemos la luz y cerremos la puerta…”

Sin entrar en detalle, una tercera teoría, bien interesante, la expone la bióloga nuclear de la universidad de Washington y directora del instituto Whittemore Peterson para enfermedades neuroinmunes; veamos: “No necesitamos vacunas, necesitamos sistemas inmunológicos sanos. La Vacuna antigripal-2012 fue el origen del coronavirus presente…No se esparce el Covid 19, por la tos de personas sanas, que tal vez ya son inmunes, dado que casi con certeza se han infectado en los últimos cinco años”. Esta teoría anti-vacuna, debe investigarse con rigor, dado que la amenaza presente exige explorar causas y soluciones inmediatas, antes de generar resignación o respuestas erradas por la propia angustia.

Las soluciones, están presentes en una gama vario pinta de acciones y  omisiones, algunas radicalmente opuestas: manifiesta el científico colombiano Manuel Elkin Patarroyo: “Casi todos nos infectaremos y el coronavirus se quedara de manera endémica, hasta la implementación de la vacuna”; en Suecia por ejemplo se ésta aplicando la apertura total, sin aislamiento, con la esperanza de inducir una “Inmunidad de Rebaño”: los más fuertes y asintomáticos restan agresividad al virus; en algunos países y casi todos gobernados por mujeres, se aplicaron medidas tempranas y coherentes con excelentes resultados: Nueva Zelanda, Noruega, Alemania, Finlandia, Taiwán. En Vietnam pasaron la curva con cero fallecidos, pero España, Italia, EE.UU y Brasil presentan resultados con alto impacto negativo…Y ¿En Colombia? Por razón bien extraña, no estamos tan mal. Eso muestran los resultados, con un 3.34 % en el índice de fallecidos vrs contagiados, muy por debajo del promedio mundial 6.20 %. Si éste dato es cierto aún se mantienen claras esperanzas.

Sin importar la causa, es imperativo no menospreciar la amenaza del Rostro Iracundo de Jano, que pende ahora como espada de Damocles sobre toda la humanidad Todo tiene un límite y la propia dinámica vital, genera a veces resistencias y respuestas bióticas para regular su propio equilibrio, cuando se aproxima el punto de no retorno o los Limites del Crecimiento Armónico, esas con las causas ocultas de las guerras, las pandemias y los desastres naturales. La presente dirigencia de la Aldea Global ha sido incapaz de afrontar con certeza el reto contemporáneo. En tal virtud las nuevas generaciones tendrán el compromiso de llenar el vacío de poder ponderado y efectivo, puesto hace rato en manifiesto por toda la colectividad mundial. Y que el Gran Arquitecto del Universo guarde a toda la humanidad y al Planeta Azul del Rostro Iracundo de Jano

Abrir chat
1
Hola. Gracias por tu visita. ¿En qué te podemos ayudar?