enero 23, 2021

Asi es Cúcuta

Noticias diarias en la web – Radio y Prensa

Versión jocosa de la batalla de Cúcuta.

Por: Rafael Antonio Camperos Higuera, columnista invitado.

Domingo es sinónimo de descanso, y más aún si es de carnaval, como el de hoy hace 203 años en el conflictivo e imberbe valle de Cúcuta, tomado como cuartel de las tropas españolas comandadas por el brigadier español Ramón Correa, al mando de 800 hombres bien apertrechados disfrutando del hermoso territorio, donde solo 80 años atrás una dama pamplonesa de origen español había legalizado a unos invasores de tierras para fundar a Cúcuta(1).
Como no había Internet ni hacker al igual que drones para espiar, ni el DAS, Correa (el español, no el vecino presidente) (2) desconocía que el entonces coronel Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Ponte-Palacios y Blanco; abreviemos SIMÓN BOLÍVAR, se había tomado en la madrugada, las colinas, cerros, occidentales de Cúcuta, al mando de 400 combatientes criollos, desarrapados y mal armados, hambrientos de libertad, y con tanto filo y sed cual niño guajiro. De esos que mueren no por desnutrición sino por corrupción.
Ignoraba también Correa, que su hermano de leche, el joven Simoncito, con malicia indígena, sospechaba que las tropas no solo estaban relajadas ese domingo, sino enguayabados por estar celebrando los carnavales, y decidió que la sorpresa era lo mejor para nivelar la desproporción de dos a uno hombres que le tenían los españoles, según la placa exhibida en el monumento a la Batalla de Cúcuta.
La versión de hermano de leche, es del historiador venezolano Arístides Rojas, quien sostiene “cuando nació Bolívar, su madre no pudo amamantarlo y por tal motivo, doña Inés Mancebo, lo amamantó por algún tiempo, lo que dio origen a que Bolívar y la esposa de Correa fueran hermanos de leche”. QUÉ MALA LECHE
En el guayabo, se sospecha que la víspera les dieron guarapo enfuertado con calzones menstruados. Detractores de oficio, aseguraron que fue Eugenio Sosa, el mismo que el día de la batalla sirvió de aguatero a las tropas criollas, en un burrito. Otros dicen que el copietas de Juan Valdez, le plagió lo idea a Sosa cambiando de vehículo para disiMULAr, cual tesis universitaria, no solo la de Jerónimo Uribe en Uniandes 2006, sino un sonado caso local que involucra un concejal de Cúcuta, muy cercano a la UFPS (directivo como su socio de tesis); hecho investigado por la Fiscalía.
Simoncito, solo medía 1.64 metros (nada de confiancitas), informa oficialmente los resultados de la batalla: “Hemos alcanzado la más completa victoria, apoderándonos de sus fuertes posiciones y de estos floridos valles que ellos oprimían matándoles o hiriéndoles una multitud de soldados y oficiales, inclusive el mismo comandante Correa, que lo han recogido del campo de batalla gravemente herido en la cabeza, siendo por nuestra parte la pérdida tan desproporcionada que solo tenemos que deplorar dos hombres muertos y 14 heridos, entre ellos el valeroso teniente de las tropas de la Unión, ciudadano Concha.” El informe de Bolívar no cuantifica los combatientes enfrentados.
Rojas, no Cesar el acalde de Cúcuta 2016-2019, sino el venezolano Aristídes, atribuye a esta noble circunstancia el hecho de no haber presentado Correa resistencia a Bolívar, permitiéndole tomarse sin dificultad alguna la plaza. Bolívar no precisa las bajas, pero la placa en la Loma de Bolívar, registra 20 muertos y 40 heridos españoles.
Como español que se respete, hace siesta, como lo escribe Miguel de Cervantes en Don Quijote de La Mancha (3) pudo ser que los derrotados soldados ibéricos igualmente pensaron que les dañaron la siesta, misma que se les volvió eterna a los supuestos veinte españoles y dos criollos muertos en el combate; alístense porque la Fiscalía colombiana está exhumando víctimas del conflicto armado en Colombia: por fin saldremos de dudas de quiénes eran y dónde los enterraron.
(1) Hola, las invasiones históricamente es un gran negocio, porque si ella era la propietaria, ¿cómo es que ya había habitantes en su media estancia de ganado, 782 hectáreas, donadas?
(2) Que ahora nos devuelve los favores vendiéndonos energía, porque en diciembre 2009, Colombia le enviaban diariamente de 230 a 250 megawats.
(3) “con esto cesó la plática y D. Quijote se fue a dormir la siesta… Sancho tenía por costumbre dormir de cuatro ó cinco horas las siestas…”

Otras noticias importantes

Abrir chat
1
Hola. Gracias por tu visita. ¿En qué te podemos ayudar?