Friday, 03 December 2021 | Login

Alberto Mantilla Alberto Mantilla Cortesía

Nos toca convivir con el corona virus

Por: Alberto Mantilla, columnista invitado

La industrialización; a convertido a la humanidad en una adicta del capitalismo, hasta el extremo que prefieren la muerte.

Eso es lo que está sucediendo con la gran mayoría de países del mundo que están levantando las cuarentenas, o confinamiento comunitario, con tal de lanzarse a las calles a trabajar, o vagar sin atreverse a racionalizar de una manera consciente a los graves peligros a que se están exponiendo.

Las grandes ciudades se están volviendo a ver congestionadas de vehículos y peatones. Es triste evaluar la ignorancia de la gran mayoría de ciudadanos del mundo que están subestimando la letalidad de este criminal y monstruoso virus.

No hay que ser adivino, clarividente o profeta para predecir la inmensa mortandad que van a registrar los medios de comunicación en los próximos meses.

La pandemia del año 1.818 registro un millón de muertos. La de este año 2.020 seguramente registrará más de dos millones de fallecidos sin contabilizar a los muertos por los rebrotes. Tenemos que ir preparándonos para enfrentar ésta pandemia por 3 años más.

Según los científicos este virus será estacional es decir aparecerá cada año. Y para estos científicos la creación de una vacuna no se hará antes de 3 años. Inclusive si la vacuna aparece antes del mencionado tiempo solamente alcanzaría a vacunar una mínima porción de la población mundial. Y esa pequeña porción tendría que vacunarse cada 2 años porque el virus tiene la capacidad de mutar.

Eso quiere decir que este virus se convertirá en una enfermedad permanente. Según este diagnóstico nos tocará usar tapabocas y guantes por mucho tiempo guardar una distancia prudencial del uno al otro no asistir a partidos de fútbol, ni conciertos musicales, no volver a cine, ni a reuniones sociales, ni volver a saludarnos de beso, o de mano.

Por eso tenía razón el director de la Organización Mundial de la Salud cuando advertía que la humanidad no volvería a ser la misma después de esta maldita enfermedad.

Es una triste realidad y tenemos que aceptarla si queremos seguir existiendo.

000
Read 1949 times
Rate this item
(1 Vote)

Acerca del Autor

Melómano, cinéfilo, hacedor de letras, emprendedor y viajero de este mundo!